LA HISPANO-GUADALAJARA

En 1916 el consejo de administración de La Hispano-Suiza de Barcelona aprobó el estudio de un proyecto para el establecimiento de una nueva factoría que estuviera situada en una localidad del centro de España atendiendo a fines patrióticos, estimulados por los poderes públicos desde la más alta representación del Estado.

Se escogió la ciudad de Guadalajara, para lo cual el consejo de administración contrató terrenos de una superficie de un millón de m2, disponiendo de vía férrea ya que el ferrocarril pasaba por dichos terrenos.

En 1917 se registró La Hispano. Fábrica nacional de automóviles, aeroplanos y material de guerra, entidad que fue mucho más conocida por el nombre de La Hispano-Guadalajara.

Al principio se desarrolló con independencia de la de Barcelona y así funcionó hasta 1923, en que la de Cataluña se vio obligada a intervenir para reorganizarla, siendo entonces adquirida su totalidad por La Hispano-Suiza.

La Hispano-Guadalajara produjo camiones para uso militar y también para uso civil, así como ómnibus de 14 a 40 viajeros. En coches de turismo, se fabricó un modelo ligero tipo 24 de 8/10 CV, hacia el año 1918, y cinco años después, a petición de la Delegación de La Hispano-Suiza, S.A. de Madrid, se construyó en Guadalajara una limitada serie de dichos chasis.

La Hispano T-24 8-10 CV (1918)

La Hispano T-24 8-10 CV (1918)

Además, la fábrica de Guadalajara construyó aeroplanos, cañones y otro material militar.

EL HISPANO 514

A comienzos de 1931 se vendió la sección automovilística a la Fábrica Nacional de Automóviles, propiedad del marqués de Pescara, cuyo destinatario final era la Fiat. Un mes después Fiat ya tenía el proyecto para instalar sus cadenas de montaje para fabricar de dos modelos, uno de cuatro y otro de seis cilindros. El primero correspondía al tipo 514 de 1.439 cc, que había alcanzado gran éxito desde su lanzamiento en Italia en 1929. En segundo lugar estaba el modelo 521 de 2.500 cc que no llegó a fabricarse.

El Hispano 514, también llamado Fiat.Hispania, tenía una estética americana con carrocería tipo berlina que es la única que se montó en Guadalajara. Comparado con su hermano italiano, el español se distingue por su coraza del radiador, que lleva una lama cromada en el centro, y por los escudos o anagramas. El escudo de La Hispano Guadalajara nunca llevó la cruz suiza. En la etapa Fiat se volvió más estilizada y tomó los colores republicanos.

Durante la guerra civil fueron destruidas todas las instalaciones de la fábrica y la sociedad fue liquidada en diciembre de 1935, la fabricación de automóviles y camiones se extinguió por completo y la sección de aeronáutica fue trasladada a Sevilla, siendo denominada en lo sucesivo: Hispano-Aviación.

 

Hispano-Fiat 514 Berlina (1931)

Hispano-Fiat 514 Berlina (1931)

PREVIO   SIGUIENTE